Mi primer Cerámica hecha realidad

Cuando de "crear" se habla ahi estoy, instalada en primera fila. No hay nada que me guste más que hacer productos u obras que cobren vida fuera de el papel. Dar ese pasito más, producir y verlo finalizado. Hace tiempo veo que la cerámica viene creciendo o por lo menos lo noto en las redes sociales ¿Vieron que cuando ves una cosa te aparece mil veces más? pueeeees, en eso estaba.

Me hice seguidora de la cuenta de Miripira . Pau es su creadora y tiene un equipo al lado hermoso que la acompaña y hace parte de su taller de cerámica. Volviendo al tema, hace un tiempo me compré un atril, va! me regalaron con mucho amor :) y queria una paleta para poner mis acrílicos. Últimamente compro cosas que realmente me gusten, trato de tatuarme a mi misma el valor de mi estudio kaunakes : "productos únicos o diferentes" ; y mirando y mirando las encontré a las chicas de Miripira con una paleta super disruptiva. ¡Era un ojo con distintos espacios para poner mis colores!, un auto regalo espectacular que me hice.


Después de un tiempo empecé a buscar talleres de cerámica, quería probar la técnica y además en mi carrera de Diseño Gráfico tuve un profesor, que ya no está en este plano y recuerdo con cariño, que realizaba cerámica. Siempre sigo mucho a mis ex-profes, me han enseñado mucho. Volviendo a esto dije wow... necesito probar. Y como una energía que uno lanza al universo las chicas de Miripira comenzaron a realizar cursos. Me costó un montón la técnica, a parte no habia tenido mejor idea que, unos dias antes, hacerme las uñas (divinas, por cierto) larguísimas!! *recomendacion si lo hacen... corten sus uñas o no decidan hacerlas justo un día antes de "poner las manos en la masa". Vicky quien asumió el rol de profe fué un amor aparte sigue estudiando por lo cual tiene toooooda la técnica y detalles bien a flor de piel lo cuál te da toda la información necesaria y más.


Otra cosa que me encantó es que no me limitó en nada, me dejó hacer mi diseño y me acompañó en el proceso.

La realidad es que la cerámica tiene algo bastante mágico, creo yo, va, por lo menos en mi primer acercamiento sentí eso. Obviamente hice una pieza "Tan yo que duele" jaja, pero me encantó, como bien les dije a las chicas cuando fuí a retirarla "sacaron lo mejor de mi", nunca digo, ni me pasa, que me gusten las cosas que hago pero estoy pasando por un proceso de rodearme de gente que también hace y eso me inspira a empezar a mirar todo lo que hago con un poco más de cariño y dejar de guiarme tanto por lo que "le guste" a los demás. Trasladar mi propio estilo y lo que quiera hacer y listo, sin tanta vuelta. Al final de cuentas crear se trata de eso, de hacer, de aprender día a día y de ponerle mucho amor pero también cabeza a las cosas. Espero ir mejorando y que pronto las chicas den un nuevo taller.



Si queréis dejar un comentario, ¡Súper bienvenid@!

¡Nos vemos en el próximo post!


SEGUIME EN INSTAGRAM



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo